SANGRADO

LAS SANGRES

Desde el momento que un elemento se situa al borde de una página, es indispensable poner sangre. La sangre consiste en extender el elemento fuera de la pagina del documento con el fin de preveer imperfecciones en el corte y en el plegado. Para realizar esta operación basta con ampliar los elementos que deseas imprimir a sangres hasta que sobresalgan como mínimo 3 mm de la página.

Sin sangre, hay riesgo de que aparezca borde blanco entre la imagen y el borde de la página. Esto también es valido para los fondos de color.

En Indesign o Illustrator puedes especificar la medida de la zona de sangre de la página en el momento de crear el documento (o en el menú formato).

Aunque tengas la sangre bien configurada en tu programa Adobe (Indesing o Illustrator) debes activarla en el momento de crear el PDF.

Cuando vayas a guardar el PDF verifica que en el apartado marcas y sangrado, estèn activadas las marcas de corte y el sangrado de 3 mm como mínimo.

LA ZONA TRANQUILA

Es el margen interior de tus documentos donde tienes que evitar situar textos o logotipos. Este debe de ser de 3 mm en la mayoría de productos, excepto los catálogos grapados que te recomendamos una zona de 5 mm alrededor de la pagina. En el caso de un catálogo encolado, esta zona tranquila deberá ser de 10 mm.

Con todo esto te evitarás sorpresas en la encuadernación, el guillotinado, el plegado o el encolado de tus documentos.

EL MARCO

Si haces un marco alrededor de la pàgina, el grosor deberà de un mínimo de 4 mm (la precisión de corte de la guillotina no es absoluta, esto limitarà el impacto visual de cualquier mínimo desplazamiento). Si realizas un marco en las dos caras, acenùa el grosor del marco.

No recomendamos el uso de marcos en los catálogos.

sangrado